LISEET MATA
LISEET MATA
  • 142
    |
  • 0
    |
  • 0
    |
  • 7
    |
  • 1724
Kris Peterson Phenix
I read this piece three times, and each time I read it, I discovered something new Liseet. There are several lines that stood out to me. I like how you describe everything competing for its own space, and how the restructuring in our lives "...takes place through submission," and I agree that if we resist change it becomes much more painful. The attitude you describe, "...I do not attempt battles, I adhere faithfully to the change, I'll go where it should take me," is one we should all be brave enough to take.

I also liked how you describe when we make mistakes, or are stuck in indecision, how this process of purging leads to a rebirth of "...only the essence of what endures, what it is on the surface perishes, it wears, or may be replaced by a new wardrobe, according to the weather station." (great images!)

I think you sum it all up really well with the line "...the only thing left is to wait the outcome of a process, that was completed long before starting." If we could look at the challenges in our lives as opportunities to discover the keys to our true freedom, instead of a torture that must be endured, perhaps life would feel a little less painful, no? :)

p.s. I also just wanted to say that I have been watching the news of the turmoil in Venezuela, (I don't know how bad things are) but I hope you, your family and friends are safe. I hope for the best possible outcome for you and your countrymen and women. Please know that there are people around the world thinking of your country, and sending their wishes and prayers for peace, justice and economic stability. Best wishes!
Hamlet Mata

Yo No soy Psicólogo, sin embargo, me permito opinar sobre el tema referente al ego, en función de mi humilde transitar por este mundo tan convulsionado de hoy.

Posiblemente la transcendental manera de concebir el significado del término EGO, se fundamente con el siguiente cuento: Se comenta que en una oportunidad dialogaban un hombre sabio y un rey, de repente el rey le pregunta al sabio, tu que lo sabes todo me podrías decir "¿Qué es el EGO?" --"¡Como se te ocurre, pregunta semejante estupidez!" --le responde el hombre sabio… el rey sumamente molesto se dice a sí mismo: "¿Acaso esta persona, no sabe que soy el rey y que no puede contestarme de esta forma”?... y seguidamente El hombre sabio le responde "ESTO, su forma de reaccionar, es precisamente el ego. Cuando alguien habla mal de nosotros, posiblemente nos sentimos más afectados de lo que la crítica merece, y siempre reaccionamos tanteando de defendernos o reforzando nuestra imagen dañada, en lugar de enfrentarnos directamente a la crítica en cuestión."… Si nuestros esfuerzos por lograr una mejor y más feliz calidad de vida generan resultados desastrosos, los viejos intentos por solucionar problemas han alcanzado los límites de la inefectividad.

Las personas entendemos que no es suficiente ser nosotros mismos; siempre Queremos conseguir poder, prestigio y muchas otras vanidades en lugar de limitarnos a ser simplemente seres humanos. Pensamos que no valemos lo suficiente porque podemos llegar a más. Llegamos a este mundo como simples semillas y crecemos como las plantas hasta dar floración y frutos, sin embargo, esta floración y frutos nada tiene que ver con el poder, dinero o política, que es sólo el progreso individual, donde una distracción significa encaminar mal el deseo natural de crecimiento. Nuestro ego nos permite ser conscientes de nosotros mismos y de los respetos que deben brindarnos los demás. Poseer algo nos hace esclavos y de hecho, el objeto acaba poseyéndonos a nosotros. Nacemos con el instinto de crecer concedido por la naturaleza misma; sin embargo, la sociedad desvía y cambia nuestros instintos naturales y hace transformarlos en utilidad social. Por encima de los sentimientos está el ser y el ser equivale a conocerte a ti mismo. Los seres humanos que cometen infamias puede considerarlo actos malos y arrepentirse y cambiar, no obstante, en el fondo no puede identificarse con la maldad misma. Únicamente las personas enfermas de odio podrían hacerlo. La psicología asevera que al ser humano le cuesta grandemente identificarse consigo mismo, reconocer lo que son sus propias acciones, sus propias emociones y sentimientos, por lo que, en su interior el ser humano queda disfrazado. En tal sentido, Conocernos a nosotros mismos significa profundizar para hallar la verdad, sin embargo, la verdad puede no gustarnos, aunque ese conocimiento nos redimirá de nuestras cargas y culpas. Concretando, diré que la verdad nos hará libres, tal y como lo proclama la Biblia.

El ego tiene bajo su responsabilidad proteger la imagen que tengas de ti mismo; él crea los compartimentos donde se oculta todo lo que tienes de indeseable. Quien logra liberarse o controlar sus expectativas, a base de conocerse a sí mismo, es alguien que se habrá superado y por tanto, liberado del sufrimiento y de la frustración excesiva. Sólo aquel que está dispuesto a prestar atención a la complicada tarea de conocerse a uno mismo y trata de mejorar acabando con sus defectos puede encontrar dentro de sí los elementos que le ayuden a crecer como persona y lograr su transformación. El ego es el espejismo que creamos los humanos al pensar sobre nosotros mismos de una y otra manera sobre los demás. Para que tratamos ser especial, si ya lo somos. Es oportuno destacar que la riqueza No es tener una cantidad de dinero. La riqueza es todo aquello está dentro de nosotros, como por ejemplo ser autentico, sincero, verdadero, pletóricos de amor, creativos y sensibles y sobre todo humildes. En consecuencia, ser uno mismo es la mayor riqueza que se puede alcanzar en este mundo, circunstancia que suministra lo necesario para sentirse satisfecho y para que la vida tenga sentido. Cuando logremos llegar a ser nosotros mismos, poseeremos la fuerza, poder, inteligencia, comprensión, humildad y satisfacción sin límites.

HAMLET MATA MATA