La delgada linea roja

693
  0%
  0

Tags

Aqui les dejo una de las tantas historias de #Marietta... Traduccion de la version en ingles "The thin red line"

                                                                                     1

 

"Eran las 10 de la mañana y Marietta ya estaba desayunando su capuchino con generosas raciones de torta de chocolate mientras hojeaba la revista "Tamara", su preferida, donde salía la "crem de la crem" como le gustaba decir a Marietta y a su madre, otra adicta al mundo de la moda.


Entre diferentes artículos aparecían avisos que particularmente había llamado su atención: " Urgente: Se busca, para próximo desfile Pret a porter con sede en Praga asistente de vestuario. Se requiere disponibilidad para viajar. Presentarse hoy a las 15:00 en El bou levar Rosa, stand 23." — Esto es para mí! -Grito Marietta desencajada, el perro se escondió atrás del gato q dormía en el sofá plácidamente panza arriba como si estuviera en un Spa, porque conocía a su dueña y sus entusiasmos que arrasaban con todo lo que la rodeaba, incluido el can. Pero con tal mala suerte, que tropezó cayendo sobre él y despertando a Titán, el felino de dimensiones que hacían honor a su nombre. El perro huyó despavorido a esconderse bajo la cama, lugar que Titán difícilmente pudiera acceder debido a su tamaño. Sin embargo, el felino enfurecido preparaba pacientemente su venganza, nada olvidaba, su memoria también era titánica, sobre todo con el perro.

 Su madre al escuchar los ruidos de fondo se precipitó con su máscara de crema de pepinos y la mitad de un pepino en la mano.

 -Mira mama!, ¡el aviso! ¡Me buscan! ¡Quien con mejor bien gusto y figura puede ser la asistenta de diseño! Su madre se emocionó tanto que las lágrimas recorrieron su espesa mascarilla facial. — Ya estoy pidiendo un turno en la peluquería! ¡Tienes que lucir como una gran modelo!  – exclamo su madre con entusiasmo dejando caer el medio pepino que provoco la reacción curiosa del can que salió de su escondite sin siquiera sospechar que Titán lo esperaba pacientemente relamiendo su venganza con uñas afiladas.


Marietta estaba encantada y su madre aún más. Al fin tendría la oportunidad de ver a su hija en el mundo del glamour!! "

 

                                                                                           2

 

Prisilla es una mujer de carácter, perseverante y rigurosamente profesional en su manera de actuar. Una de las pocas personas que predica con el ejemplo de vida. Estricta en su trabajo e intachable reputación. Ella formaba parte de la Organización Pro Salud de las Modelos desde su fundación. Como miembro de esta organización, su misión consistía en velar por la salud de las modelos para que evitasen enfermedades como la bulimia o anorexia en su afán de ser hiper delgadas, que como es sabido en el mundo de las modelos se comenten abusos de dietas que pueden acarrear resultados fatales para la vida de las mismas. Por lo que había un standard que mantener y los pesos bajo ese estándar serian factibles de sanción inmediata para la compañía responsable de las modelos. “La vida esta primero que el beneficio económico” era su lema y no cedía en ello ni un ápice.

Robert y Sara estaban sumamente estresados con el desfile que se había adelantado dos semanas y para variar se lo habían comunicado a último momento. Era normal que pasará con diseñadores como Gerard Lambert, tan talentoso como caprichoso y cambiante.
— ¡Tenemos la fecha encima, nos falta la asistente de diseño y para cereza de la torta nos toca como fiscal está tarde a Priscila!  - comento Robert mientras seguía con la mirada la carta que designaba el fiscal del desfile.
-Pero... ¿No me digas que viene mañana a realizar el informe y dar el apto?  - exclamo Sara acalorada.
— No... ¡Viene..., a ver dice...hoy en exactamente veinte minutos! Too much! ¡Tendremos que idear una estrategia para distraer a la víbora!

 

                                                                                    3

 

Marietta estaba en la peluquería con su madre, el peluquero que las atendía ya estaba exhausto antes de empezar. Eran tantas las indicaciones que tuvo que buscar una libreta para irlas apuntando. Pero no quedaba otra. El dueño de la peluquería era "íntimo" de la madre de Marietta, y obviamente solía complacer muy bien sus deseos, dentro y fuera de la peluquería también.
Así qué el peluquero cayo su nerviosismo y procedió seguir fielmente a las instrucciones dadas.
El pelo de Marietta levantado con horquillas doradas , con iluminación rojiza y mechón de costado para dar ese "toque de misterio y glamour" que Marietta quería .
Maquillaje, manicura y estilista, y el vestido rojo de terciopelo eran según madre e hija "la fórmula perfecta del éxito"

 

                                                                                      4

 

La tarde se presentaba agobiantemente calurosa, una cola de mujeres híper delgadas que llegaba hasta la esquina de Paseo de Gracia para entrar al Bolevar Rosa en el local señalado.
Aunque la híper delgadez se salía de fila con una exuberante figura de rojo: Marietta.

Robert salió a la puerta a organizar la selección de las candidatas. De repente, su cara se ilumino con una sonrisa malévola como la de un jugador de ajedrez que anticipaba una jugada maestra... Y allí estaba su motivo, al rojo vivo, con un peinado estrafalario y una presencia que cubriría de sobra las expectativas de Priscila.
— Tu nombre por favor?
- Marietta
— Estas contratada."

 


 

                                                                                                                                                                        © 8 July 2016


 

Global Scriggler.DomainModel.Publication.Visibility
There's more where that came from!